Otello

Otello.jpg

Inicio del Primer acto. La tempestad.
 

Verdi nos lanza de inmediato a la tormenta que azota las costas de Chipre. Escucha como utiliza los diferentes instrumentos de lo orquesta para transmitirnos los rayos, truenos y relámpagos.  Estos últimos caracterizados por las flautas píccolo, como ya lo hiciera Verdi en otro opera, Rigoletto. Puedes identificar los otros instrumentos?

Primer acto.

Conversación entre Iago y Roderigo.
En el momento en que el intrigante Iago promete a Roderigo que Desdémona será suya, escucha atentamente como dos acordes consecutivos en la música, uno alto y uno bajo, nos insinúan el alma retorcida de este oscuro personaje.
Estos mismos acordes aparecerán  nuevamente durante este acto,  luego de que Iago intervenga. Puedes ubicar en que momentos  Una pista: busca durante el brindis.

Dueto Desdémona y Otello.
Aunque no propiamente un Dueto, pues casi nunca llegan a cantar al mismo tiempo, esta pieza nos permite ver como Verdi acompaña las frases de Otello con violonchelos, instrumento asociado a lo masculino, mientras Desdémona es acompañada por instrumentos más "femeninos", como los violines, harpas, etc.  Escucha como ambos al final del dueto, cantan acompañados de los mismos instrumentos, indicándonos unidad de sentimientos.

Segundo acto.

Preludio
En apenas 45 segundos, Verdi nos introduce con cuerdas bajas, una melodía que sugiere mas angustia que tranquilidad, advirtiéndonos que los problemas se avecinan...

El credo de Iago.
Iago hace su diabólica profesión de fe, acompañado de todos los recursos musicales necesarios para descubrirnos su maldad: uso de timbales, cuerdas bajas, acordes fortísimos de instrumentos de viento metal, etc. Pon atención, como en la última sílaba de la frase que Iago pronuncia, diciendo que el cielo es una fábula, el barítono llega a la nota FA agudo,  una de las más altas de su rango de voz. Y luego pronuncia una carcajada, que muchos directores suprimen por considerarlo de mal gusto.

Era la notte. (Iago y Otello).
Escucha como cuando Iago habla es acompañado por cuerdas, pero cuando cita a Cassio en sus propias palabras, la orquesta acompaña primero con oboe, y luego en la segunda cita, más amenazadora, lo hace con instrumentos fúnebres como el fagot, el clarinete y el corno. Una misma persona, dos pensamientos diferentes.

Tercer acto.

Dialogo entre Otello y Desdémona.
La música nos lleva por un carrusel de emociones, entre serenidad, enojo, pena y venganza. Prácticamente podemos seguir los cambios de estado de ánimo del confundido Otello.

Conversación entre Cassio y Iago. El rey permanece oculto.
El contraste entre el atormentado Otello y la conversación jocosa entre Cassio y Iago lo establece la orquesta al comparar los estruendosos acordes del Rey con la música ligera, nerviosa, casi caricaturesca que acompaña a los  cortesanos.

Llegada de la galera veneciana.
Cuando Verdi estrenó la opera en Paris, la llegada de los emisarios venecianos era introducida por un ballet, muy del gusto de la opera parisina de la época. Esta variante desapareció de la opera de finales de siglo 20 por considerarse que rompía el ritmo de la acción.  Será esta representación del Met la excepción?

Cuarto acto.

Preludio
Pieza de introducción, quejosa y melancólica que nos prepara para el final. Atentos al corno ingles que rara vez se presenta en forma individual.

La plegaria de Desdémona
Impactante pieza en la que Desdémona reza a la virgen. Al terminar la plegaria,   Se escucha una de las notas más difíciles de todo el repertorio de la opera para cualquier soprano:  Un La agudo. Suficiente para hacer que todo el teatro estalle en ovación.

Otello habla al cuerpo inerte de Desdémona.
En la parte final de la opera, Otello canta al pálido cuerpo de Desdémona casi " a capella "' con poco o nada de acompañamiento musical, incrementando el dramatismo del momento. Escucha como cuando hace referencia al cielo, se oye el trino de una flauta.  El alma de Desdémona seguramente